El Uso del Anticongelante

El agua podría ser un medio adecuado de enfriamiento y refrigeración de un motor, pero se congela y hierve, para eso se le agregan compuestos químicos que le brinden el auxilio necesario para trabajar mejor, tal es el caso de los anticongelantes.

Los anticongelantes son compuestos químicos que se añaden al motor para proteger el sistema de enfriamiento en temperaturas extremas previniendo la congelación o ebullición del agua fácilmente. El compuesto principal de un anticongelante es el Etilenglicol, el cual extiende las propiedades del agua para evitar congelamiento y ebullición en temperaturas extremas; el grado de contenido de éste es quien determina la concentración de un anticongelante, existe el mito de que entre más concentrado sea el anticongelante será mejor para el vehículo pero no en todos los casos es así.

Normalmente se recomienda una concentración entre 30% y 60% de Glicol para cubrir las temperaturas más frías. Una concentración de 33% provee protección anti-congelante hasta –20ºC aprox, y al aumentar la concentración hasta 68% se aumenta la protección. Sin embargo no es verdad que a una mayor concentración mayor protección ya que pasando 68% de concentración pierde sus propiedades decrecientemente y no es tan efectivo como pareciera reduciendo la protección; la desventaja también de usar un anticongelante muy concentrado es el desgaste de las piezas internas del radiador o motor ya que el etilenglicol es un químico altamente penetrante, además no es tan necesario utilizar un anticongelante muy concentrado en climas templados ya que la temperatura no disminuye tanto además que su costo es muy diferente entre uno muy concentrado y no concentrado.